top of page

Restaurante "Palominos"

Dirección:

Av. Paseo de las Palmas 340, Lomas de Chapultepec, Miguel Hidalgo, 11000 Ciudad de México, CDMX

Cheque promedio:

$400 a $1500

Tipo de comida:

Cortes de Carne estilo Sonora


Desde el corazón de Sonora, cuna de tradiciones gastronómicas que perduran en el paladar, surge Palominos, un rincón de autenticidad fundado hace medio siglo por el visionario Don César Pavlovich.


Este emblema culinario te invita a degustar la esencia de la región a través de su parrillada tradicional: carne oreada, machaca y quesadillas en tortilla de manteca, un festín que forma parte obligada de la dieta sonorense.



En su quincuagésimo aniversario, Palominos no solo celebra su legado, sino que también reinventa algunas de sus joyas culinarias, entre ellas el Ceviche San Carlos y el Filete a la Pimienta. Estos platos, solicitados con entusiasmo a lo largo de cinco décadas, son muestra de la constante evolución del restaurante en su misión de satisfacer los paladares más exigentes.


Con orgullo arraigado en su origen mexicano, Palominos ha expandido su presencia a lo largo del país, con sedes en el norte, occidente y centro, desde Hermosillo, la ciudad de su concepción, hasta la bulliciosa Ciudad de México. En la capital, dos sucursales, en Insurgentes Sur y Lomas Virreyes, ofrecen un oasis gastronómico donde la autenticidad sonorense cobra vida.


Bajo el lema "El auténtico sabor sonorense", Palominos no solo promete, sino que cumple. Su carta, repleta de platillos genuinamente sonorenses, atrae a comensales ávidos de experimentar los cortes que han ganado renombre por su calidad. La especialidad de la casa, la carne sonorense, se distingue por su excelencia, gracias a la combinación única de ubicación geográfica, clima y avanzadas prácticas agropecuarias que confieren a la carne un marmoleo incomparable.


La historia de Palominos es también la historia de una familia mexicana unida por la pasión culinaria. Las nuevas generaciones, imbuidas del arte gastronómico, se suman al legado de Don César con dedicación y amor. Juan Carlos Puebla, yerno de Don César, comparte cómo la generosidad y el cariño de su suegro han dejado una huella imborrable en el restaurante.




La esencia de Palominos radica no solo en su cocina excepcional, sino también en el trato cercano y acogedor hacia sus comensales. Cada sucursal, ya sea en Chihuahua, Tijuana o la misma Hermosillo, mantiene un estándar de calidad que es la marca distintiva de la casa.


Colaboradores conocedores de la carta desempeñan un papel fundamental, asesorando a los visitantes con atención y pasión.

Calidad, compromiso y constante evolución son los pilares del éxito de Palominos.

La invitación está lanzada: ¿qué esperas para sumergirte en la experiencia culinaria que te mereces? En Palominos, cada bocado es un viaje a la auténtica tradición sonorense, donde el buen comer se convierte en una celebración de cinco décadas y más.


Palominos es para los que desean experimentar los sabores de Sonora y conquistar tu paladar!


CORTES DE CARNE MAGNÍFICOS... ¡A PALOMINOS!


Entradas relacionadas

Comentarios


bottom of page